Cercanos

Blog

Voz. Experiencia. Deseos

La reconceptualización del trabajo

  • Desde marcar con tarjeta hasta trabajar desde casa, ¿será que ya no existe el concepto de trabajo?

El 6 de diciembre de 2009, con solo un día de haber concluido mi formación secundaria me dirigía a mi primer experiencia laboral, de hecho tuve mi primer entrevista aún cursando el duodécimo año en mi colegio. Ese día con los temores comunes de un primerizo, ingresé a las 8:45 am para tomar mi tarjeta, pasarla por un reloj y ver plasmado el inicio de mi carrera profesional.

Así como aquel día esa fue mi experiencia, podríamos devolvernos aún más y consultar a personas dentro de la “Generación X” e inclusive “Baby Boomers” ¿qué recuerdan de ese primer momento?. Según Wilhelm Ditley, las condiciones que influyen en la cultura intelectual de una generación son innumerables e ilimitadas, y aunque el aprendizaje de cada generación fuese una en particular, las cosas junto con los avances del tiempo han cambiado y por lo tanto, lo conocido ya pasó a ser el punto de partida para crear nuevos conceptos generacionales.

Hablar de trabajo hace que muchos pensemos en dolores de cabeza, el jefe o la jefa y las presas hasta llegar a la oficina, pero en nuestro contexto es necesario impulsar desde la cultura organizacional una reconceptualización de la labor diaria para que podamos decir, “que experiencia tan maravillosa trabajar aquí”. Y si usted quiere que sus colaboradores piensen así y eleven su felicidad es momento de trabajar en ello, ¿Cómo?, acá les comparto tres consejos para transformar su concepto de trabajo:

Humanización. Pensar en que durante mi estadía en la oficina puedo ver los rostros de los demás compañeros, crear comunidades de aprendizaje colectivo y tener una estrategia de vinculación con los equipos directivos y gerenciales transforma la labor, vista como obligación, en una pasión.

Planes de sucesión. Nos preocupamos por crear cultura organizacional con mensajes en paredes, correos, artículos (tazas, cuadernos y más) y los presupuestos del área de gestión del talento se van en éstos, pero, ¿son interiorizados realmente?. Formar a los líderes que han demostrado un mejor rendimiento, empoderarlos y ponerlos a “codearse” con los altos jerarcas de la compañía, aseguran una razón de identidad más robusta con la compañía y la formación de nuevos líderes corporativos.

Todo entra por los ojos. Brindar un espacio, según posibilidades de presupuesto, con tendencias actuales en diseño de espacios, facilidades de interconexión y algo no común eleva el deseo de estar en ese espacio, ese valor agregado.

El trabajo dejó de ser trabajo para convertirse en una razón de desarrollo personal y profesional. Atrévase a hacer las cosas diferentes para atraer y fidelizar talento.

 

 

Bernal Fonseca

Director Cercanos

 

Bernal FonsecaComment