Cercanos

Blog

Voz. Experiencia. Deseos

Blog de Mariela Erak: "Metodologías ágiles aplicadas en la gestión del talento"

  • Mariela Erak es parte del equipo de PwC Costa Rica en el área de Learning & Development y es parte de la generación de nuevos liderazgos corporativos.

San José, Costa Rica. Las metodologías ágiles surgieron como una alternativa para gestionar proyectos referentes al desarrollo de software. Hoy en día estas metodologías están en auge, debido a que su aplicabilidad ha trascendido el ámbito informático, a causa de los beneficios tan integrales que ofrece a la administración de proyectos en general. Dentro de las metodologías ágiles más reconocidas, destacan Lean Kanban, Extreme Programming (XP) y Scrum. Parte de este éxito, se debe a su enfoque colaborativo, flexible y de inmediatez para crear un nuevo producto, servicio u otro resultado en específico de manera progresiva, buscando entregar valor de manera frecuente.

photo-1520328992549-c75d95b2a983.jpeg

La implementación de estas metodologías en el área de gestión del talento, apoya el concepto de “business partner”, haciendo que el departamento deba concentrarse en entregar valor constantemente a sus clientes internos, lo cual, eventualmente, se va a convertir en un valor agregado para los clientes externos de las empresas. Lo anterior implica que el departamento debe priorizar sus funciones y buscar la forma de facilitar que las empresas actúen como una red fluida y poco burocrática.

Gran parte del reto de transformar el área de gestión de talento en un departamento ágil, se concentra en la necesidad de un cambio de mentalidad, un enfoque en el colaborador y hacer uso del concepto de co creación en los temas pertinentes al personal. Esto se puede lograr de varias maneras, dentro de ellas destacan; hacer uso de la toma de decisiones basada en datos, obtener retroalimentación continua por parte de los colaboradores, superar el concepto de “one-size fits all” y finalmente, generar y emplear un liderazgo inspiracional a lo largo de las organizaciones.

Desde la perspectiva de gestión del cambio, es más sencillo fomentar la aceptación de una acción de cambio, cuando se involucra a los colaboradores a lo largo del proceso; esto resume el concepto de co-creación. Al invitarlos a brindar retroalimentación y a proponer iniciativas, el personal ya habrá validado los cambios organizativos que el departamento de gestión del talento decida realizar.

Hoy en día estas metodologías están en auge, debido a que su aplicabilidad ha trascendido el ámbito informático, a causa de los beneficios tan integrales que ofrece a la administración de proyectos en general.
— Mariela Erak

Mantener una mentalidad ágil en esta área, significa buscar constantemente la creación de un ciclo entre los clientes, los colaboradores y los objetivos estratégicos de la organización.

Para lograr la mentalidad anteriormente mencionada, es necesario poner a los colaboradores en el centro de lo que hace la organización, de manera que se tomen decisiones basadas en datos; a tal punto, que se esté constantemente escuchando la forma de pensar y las necesidades de los colaboradores. Esto le permitirá al área, personalizar la experiencia del colaborador, fomentar un ambiente laboral creativo, innovador, de aprendizaje continuo y de adaptabilidad.

Otro gran reto, vital para el éxito de cualquier transformación ágil, es formar a los líderes de las organizaciones para que confíen en su personal, así como empoderar a aquellos que tienen una mayor cercanía con el cliente, a tomar decisiones importantes, esto comprende un cambio en la forma habitual de pensar y actuar.

PwC Advisory Costa Rica 1145.JPG

En síntesis, con el fin de que el área de gestión de talento proporcione esta entrega de valor constante a los colaboradores, es importante comprender qué les agrega valor y priorizar las funciones del departamento. Lo mencionado se puede lograr a través de estudios, tales como el de clima organizacional.

También, como área se deben abordar constantemente los riesgos que pueden llegar a disminuir esta entrega de valor. Finalmente, se debe trabajar en estrecha colaboración con los líderes y con los colaboradores de la organización para maximizar el éxito de las acciones a realizar. Como departamento, es importante enfocarse en generar cambios frecuentes y de impacto que permitan ir ajustando en conjunto, a la organización de manera proactiva y no reactiva.

Escrito por Mariela Erak | mariela.erak@cr.pwc.com

Bernal FonsecaComment