Cercanos

Blog

Voz. Experiencia. Deseos

El camino hacia la Planificación en Infraestructura Pública

  • ¿Cuál es la infraestructura que se necesita en Costa Rica, para los próximos 20 años?

  • ¿Cómo impacta en la creación de empleo?

San José, Costa Rica. El desarrollo de infraestructura es una herramienta clave en el impacto en la calidad de vida de las personas y tiene incidencia directa en la competitividad de un país. La construcción planificada de obras trascendentales, contribuye al aprovechamiento de oportunidades laborales y empresariales, así como al crecimiento de las regiones impactadas por las obras.

Durante la última década, se han planteado diversas propuestas sobre las obras esenciales que se necesitan a nivel de infraestructura, el actual gobierno del presidente Carlos Alvarado propone construir un Tren Eléctrico para movilizar a la población dentro de la GAM, el gobierno anterior propuso un nuevo Aeropuerto Internacional en Orotina y hace unos años se hablaba de un Canal Seco que buscaba transportar la carga comercial del Atlántico al Pacífico, sin embargo, no queda claro si estas son las obras esenciales para el país, por lo que se debe definir  ¿Cuál es la infraestructura que se necesita en Costa Rica, para los próximos 20 años?.

Fotografía de referencia.

Fotografía de referencia.

Para responder esta pregunta, primero es necesario contextualizar la situación actual de nuestra infraestructura. Según el Índice de Competitividad Global (ICG) 2017-2018, en el pilar de infraestructura general se ubica al país en la posición 110 entre 137 países, con una calificación de 3,1 (sobre 7). Al dividir esta información por sectores, las carreteras son las que tienen una peor evaluación, ocupan el lugar 123 entre los 137 países, con una calificación de 2,6, mientras que la infraestructura portuaria y ferroviaria se encuentran en la posición 98 y 97, calificaciones de 3,4 y 1,8, respectivamente. La mejor evaluada es la de transporte aéreo, la cual ocupa la posición 64 con una calificación de 4,5.

Estos datos reflejan que no se ha implementado una correcta planificación de los principales proyectos de infraestructura pública, no hay en el país un Portafolio de Proyectos Esenciales y mucho menos una institución que se encargue de madurar y planificar las obras que podrían generan mayor impacto en la economía nacional.

No se ha implementado una correcta planificación de los principales proyectos de infraestructura pública.
— Braulio Venegas

Para esto es necesario contar con una Oficina Estatal de Planificación de la Infraestructura Pública, que se encargue de definir los puertos, aeropuertos, carreteras y las demás obras prioritarias para el país. Dicha oficina puede constituirse mediante la modernización del actual Consejo Nacional de Concesiones, e impulsar por medio de ella, nuevos modelos de ejecución de obra pública como lo son las Alianzas Público Privadas y la maduración de proyectos trascendentales para el país.

En esta misma línea, la implementación de una planificación estratégica en materia de infraestructura, deberá contener programas de inversión en el largo plazo con un horizonte mínimo de 20 años. Lo anterior, puede conllevar a la reactivación de la economía, generando confianza al sector empresarial para invertir en zonas específicas del país, y creando al mismo tiempo nuevos puestos de trabajo, en regiones donde hacen falta obras de infraestructura esenciales para el desarrollo, como lo son las zonas costeras. Un ejemplo, sería la modernización del Puerto Caldera, lo cual generaría que en las zonas aledañas se proyecte la construcción de agencias de logística, zonas de almacenamiento y por qué no pensar en una Zona Industrial de Puntarenas, esto tomando en consideración la necesidad real de la Región del Pacífico que cuenta con 20.422 personas en situación de desempleo.

La implementación de una planificación estratégica en materia de infraestructura, deberá contener programas de inversión en el largo plazo con un horizonte mínimo de 20 años.
— Braulio Venegas

En el caso de Guanacaste, la construcción de obras para el abastecimiento de agua permitiría mayor inversión del sector agropecuario, así como la atracción de empresarios turísticos, la situación de la Región Chorotega es de 21.823 personas desempleadas. Mientras que, en la Provincia de Limón la gestión de obras viales, obras portuarias y la aprobación de planes reguladores mejorarían las condiciones del sector turístico de la zona, la cual necesita de la creación de mayores oportunidades que permitan reactivar la economía de la Región Huetar Caribe, esta región cuenta con el mayor número de personas en situación de desempleo, donde para el IV trimestre del 2018 alcanzó un total de 24.519.

Con una adecuada planificación de la obra pública, se podrían crear más opciones de empleo, no solo de manera directa en el corto plazo durante la etapa de construcción de las obras, sino también con todos los proyectos conexos que pueden dinamizar la economía en el mediano o largo plazo, tanto el Área Metropolitana como en las zonas periféricas.

Fotografía Braulio Venegas.jpeg

La infraestructura del futuro debe ser vista como un medio para potenciar el desarrollo y la calidad de vida de las personas; su correcta planificación, así como su diseño, deben considerar criterios claros de inclusión y estándares de servicio que aseguren un desarrollo equilibrado del territorio, de manera que el progreso que experimente el país sea percibido no sólo por algunos, sino por todos.

Por Braulio Venegas, experto en infraestructura.

**Los datos sobre desempleo fueron tomados de la Encuesta Continua de Empleo al IV trimestre del 2018, elaborada por el INEC.
Bernal FonsecaComment