Cercanos

Blog

Voz. Experiencia. Deseos

Así llegamos a celebrar este Día Internacional del Trabajador

  • Los principales actores del ecosistema laboral enfrentan situaciones que ponen en riesgo la sostenibilidad propia y de los que comparten responsabilidades con ellos.

San José, Costa Rica. El 1º de mayo se celebra el Día Internacional del Trabajador en la mayoría de los países del mundo, una fecha que recuerda manifestaciones, luchas y reinvindicaciones tanto sociales como laborales. Costa Rica marcó una fecha icónica en su historia, cuando el viernes 27 de agosto de 1943 se promulgó el Código de Trabajo y se convirtió en un país pionero para la condiciones del trabajador.

Esas condiciones son creadas por los distintos actores que tienen una responsabilidad determinada como las universidades, empresas, profesionales, emprendedores y sector gubernamental. A cada uno de ellos se les debe consultar acerca de sus acciones ejecutadas sobre los niveles de educación, la oferta laboral, la calidad del talento, la actualización en los procesos modernos de negocio y el impulso de nuevas ideas que terminan siendo negocios establecidos, para generar más puestos de trabajo.

6c1a94fd-14dd-4152-8682-516d3e1e62a8.JPG

Sin embargo, podríamos detenernos en la actualidad del sistema laboral costarricense para valorar esas acciones y medir su impacto sostenible en el tiempo:

Universidades

El elemento central de la condición académica de la persona trabajadora costarricense, vive momentos de incertidumbre y poca reacción efectiva frente a la transformación digital y demanda de profesionales que no están en capacidad de suplir al mercado. La burocracia interna en su ente rector, hace que la actualización de programas sea más lenta de lo que algunas de ellas desean o bien la empresa y el talento requieren, ante lo cual, cada uno de estos ha tenido que tomar las riendas de su formación y aprendizaje para ejecutar las tareas necesarias y obtener u ofrecer un trabajo.

El sistema educativo superior sigue presentando un modelo desfasado que pierde credibilidad, conforme no se ocupen en crear las alternativas académicas, que solventen más allá de los procesos engorrosos, las promesas hechas al grueso de las empresas que invierten en el país o que forman parte de una cadena productiva.

Empresas

Continuar haciendo lo que hace la mayoría no es un hecho alentador y aun peor cuando las compañías se sienten cómodas con sus acciones y resultados. Creer que son una isla en medio de un ecosistema laboral tan reducido geográficamente, atenta contra sus mejores prácticas, las cuales podrían tener los días contados si no se dinamizan internamente y comparten al exterior.

Mantener e incrementar los niveles competitivos de su gestión mediante la calidad del personal, no en el país, sino en la promoción de Costa Rica como un “Hub” de talento es su mayor reto. Para esto, han tenido que salir de sus edificaciones, construir nuevos métodos flexibles de trabajo, pensar en la fidelización de su personal, mantener la operación y crecimiento del negocio y educar por sí mismos al talento que requieren; convirtiéndose en una plataforma educativa-laboral al mismo tiempo.

El sistema educativo superior sigue presentando un modelo desfasado que pierde credibilidad conforme no se ocupen en crear las alternativas académicas
— Bernal Fonseca, Director

Profesionales

La persona profesional que crea que todo le va a llegar como el maná del cielo en tiempos de Moisés, está en un error grave. Aun los más calificados con titulaciones, idiomas y conocimientos específicos tienen que encontrar la forma de colocar su talento en el lugar idóneo, puesto que la empresa ha revaluado los porcentajes de selección de una persona, incrementando el valor de sus habilidades sociales sobre las aprendidas en las aulas (físicas o virtuales).

El principal reto de cualquier talento en Costa Rica, es identificar en que burbuja del mercado laboral se encuentra y cómo hace para escalar hacia las bandas salariales y de beneficios con mejores rangos. El tema es que no sabemos a quien recurrir para conseguirlo, porque mientras un sector de empresas canibalizan el mercado por obtener a los mejor calificados; los que desean formarse lo hacen en carreras obsoletas y desactualizadas mientras otros ni siquiera poseen los recursos para su ascenso.

Emprendedores

Llegamos al sector donde los sueños se pueden hacer realidad de forma intangible primero, para luego vivir un largo proceso de condiciones no creadas y fracasos creativos por desconocimiento formativo. Quienes consiguen avanzar, realmente han dejado en el camino muchos recursos y experiencias, que son válidas y enriquecedoras, pero que no todos tienen la capacidad de superar, privandose ellos mismos y al país de ser un “Hub” de nuevos negocios que impulsan las economías alternativas de la época y la competitividad país.

Hablar de disminuir trámites burocráticos y costos de formalización sería redundante, pues es lo que la mayoría propone o aparece constantemente en medios masivos de comunicación, pero acá podríamos plantear la pregunta ¿Y qué más?.

Es delicado ver el desconocimiento en la formulación de un negocio propio y la mala conceptualización de “emprendimiento” que se ha masificado en redes sociales para disparar redes de mercadeo sin un modelo sostenible y responsable con la economía nacional.

Gobierno

Lo primero que hay que decir, es que debemos de quitarnos la venda que nos hace creer que solo ellos deben y pueden hacerlo todo para servirlo en la mesa de cada ciudadano; quizás los principales responsables de esa creencia popular, sean ellos mismos por olvidarse de servir y no ser servidos con el pasar del tiempo.

Su principal responsabilidad debe centrarse en unir a los actores principales para mejorar las condiciones tecnológicas, estructurales, crediticias, formativas y asegurarse de no crear falsas expectativas en la imagen que proyectan dentro y fuera del país, la cual caracterizan por la estabilidad social, política, económica y de conocimiento.

Por último, una estrategia que rompe con la relación patriarcal sobre la ciudadanía, se centra en inducir a los otros actores a encontrar sus respuestas desde la labor propia, antes que poner todo sobre la mesa, sentando responsabilidades y cargos de cada involucrado.

Existe una mala conceptualización de “emprendimiento” que se ha masificado en redes sociales para disparar redes de mercadeo sin un modelo sostenible y responsable con la economía nacional.
— Bernal Fonseca, Director

En síntesis, ante un marco laboral dinámico, reducido en talento calificado pero amplio en talento disponible para formar y la incursión constante de alternativas educativas es que conmemoramos este Día Internacional del Trabajador y hablar de trabajo es lo mismo que hacer sostenible en el tiempo las condiciones y calidad de vida del costarricense.

Por Bernal Fonseca | Director de Cercanos

Bernal FonsecaComment