Cercanos

El Gurú del Empleo

Opinión. Análisis. Libre

Dejemos las falsas expectativas de una feria de empleo

Entrega #4.

San José, Costa Rica. No quiero llamadas o correos diciendo que porque un día en Cercanos se convoca a Ferias de Empleo –es parte de la labor de ellos de tener a todo mundo conectado– pero hay que hablar de una actividad en la que muchas personas depositan su confianza sin saber que ni siquiera las empresas participantes tienen la confianza de encontrarse con ellos.

No se alarmen señores empresarios, pero es que ustedes muy bien saben que van a ferias con inversiones de su presupuesto muy altas y donde el resultado para algunos es el correcto –la minoría de las empresas participantes– y para otros es una generación de registros y presencia de marca. Esto lo hacen a costa de posibles posiciones laborales donde sucede algo que hasta mi mamá me aplicaba; me decía –venga para que vea lo que tengo aquí y llegaba y no había nada, era solo para calmarme y estar en paz a la par suya–.

Gurú.png

Al otro lado, las miles de personas que siguen asistiendo –no los culpo porque cuando esto sucede se comunica y vende como el Mundial de la Sele en 2014– y obviamente, si usted tiene la necesidad de un trabajo para sostener su familia, desarrollo personal o simplemente pasar el rato –creanme que algunos lo hacen– pues va a ir y comerse una fila más larga que en el seguro social por un examen de orina, y luego empezar a caminar como en el bosque, perdido hasta que se produce el fenómeno de San José Centro en época navideña; ¿qué le vendo, qué le compro? y yo le ofrezco.

¿No es ilógico ir a competir como todos lo hacen? ¿es ese su valor competitivo real?
— Gurú

Por eso –me está gustando escribir puntos para que se acuerden de lo que dije, que mucho trabajo me cuesta– estos son mis puntos por los que las Ferias de Empleo son una creación de expectativas que alimentan la zona de “comfort” de empresas y personas:

  1. Es como asistir a los turnos de mi pueblo, todo mundo tratando de venderse como el mejor para atraer a sus clientes con camisas, regalos, stands –cosa que ya no sirve en el mundo del mercadeo actual – y hasta premios. Ya dejen de creer que por llamarse Feria tiene que verse y vivirse así.

  2. Dejaron de pensar estratégicamente; como empresa o como profesional, ¿usted cree que estando allí es una empresa o talento TOP como para responder al mejor postor?. Siempre lo diré –esto por lo que ustedes me han enseñado– el mundo laboral ha disparado su ritmo de crecimiento y la competencia es cada vez mayor, pero, ¿no es ilógico ir a competir como todos lo hacen? ¿es ese su valor competitivo real?

  3. Jugar con la realidad no es un juego muy agradable; es la frase que mejor puede resumir lo que sucede, tanto empresa como profesional, si ustedes no cumplen con lo que se necesita –si es que a final deciden ir– pues ni se acerquen y vuelvan al segundo punto. La realidad en el país no está como para andar en jueguitos y creer en falsas expectativas que parecen señales de humo sin siquiera la chispa.

Ha sido un placer contarles esto luego de infinidad de Ferias en las que estuve y solo me detuve a analizar el comportamiento, lo único que me faltó encontrar fue una manzana escarchada y la venta de tiquetes para la Tagada o los caballitos…

Ahí les dejo y espero sus comentarios. Los quiere…

El Gurú

Bernal Fonseca1 Comment