Cercanos

El Gurú del Empleo

Opinión. Análisis. Libre

Ya dejen de generar caos en vez de proponer porque "no hay brete en Costa Rica"

Entrega #6.

San José, Costa Rica. ¿Me extrañaron? Me habían dejado de llamar desde hace días porque la verdad encontraron algo mejor que colocar por acá, según ellos. Pero mejor voy entrando en materia; NO HAY BRETE EN COSTA RICA. Esa es la noticia por la cual todos los medios mueven sus clicks en los últimos días y luego empiezan a sacar una nota, una en medio de toda la malla deportiva, espectáculos, Keylor y su fichaje —está en Egipto y ni le interesa lo que digan de el, déjenlo vivir— mientras los indicadores en desempleo se mantienen y podrían dispararse.

Ojo que no pretendo contribuir al caos ya generado por un modelo de información alarmante y alejada de la propuesta —me imagino a la abuelita de los muchachos del cole público, resalto público, viendo que sus nietos y las nietas de Doña Eduviges, su amiga, no tienen futuro en este país— ahora piense en aquellos que estando desempleados y solo escuchan que no hay por donde entrarle al asunto. Hagamos algo, ¿porqué desde las salas de redacción de este país no manejamos la opinión pública desde la propuesta antes que el caos? —si percibieran el poder de cambio que tienen entre sus manos en la mentalidad—.

El Gurú del empleo.png

Mientras tanto al otro lado de la cera tenemos un modelo gubernamental que busca crear esperanza en la fuerza laboral —no voy a entrar a tomar posición— a gritos y así sostener un momento crítico que resumo en tres puntos:

  1. La empresa transnacional —que encuentra una oportunidad de desarrollo en el país— se está quedando desarmada, porque ya no tiene de donde tomar talento, puesto que la exigencia en habilidades específicas les hace educar por su cuenta a las personas, haciendo más lento la ejecución operativa de sus negocios —un proceso formativo que no les corresponde pero todavía lo hacen por su bien—.

  2. El talento ensancha su brecha de conocimiento —un sistema educativo público y gratuito que desde edades tempranas ya marca esa brecha no solo con los formatos educativos sino con los perfiles docentes— y por lo tanto nos quedamos con que por más puestos generados esto solo acelera la rotación de los perfiles con habilidades especializadas —¿y los que no las tienen?—

  3. La forma en que hacemos negocios marcan la exigencia, pues mientras la inversión extranjera nos marque el ritmo de evolución, cosa que es positiva para mantener la competetitividad, otros sectores que generan empleos como la agricultura, turismo, manufactura se quedan aun más rezagados.

Para ir cerrando —la paga dio hasta estas última líneas, eso les pasa por dejarme separado de ustedes tanto tiempo—, seamos más análiticos, pidamos propuestas antes que clics masivos para reforzar las estrategias comerciales —porque igualmente sino hay empleo quien va a comprar nada y si se endeudan sin capacidad de pago, ¿quién les va a dar un crédito más?— y sobre todo, piense en que si se puede, démosles una lección a los que no creen y hagamos que sucedan las cosas —ya me vienen con las condiciones y bla bla— pero solo sepa que si somos capaces de salir de esta y exigir lo que nos merecemos —si cree que merece algo—.

Y si, le duela a quien le duela, podrá tener infinidad de títulos pero si cree que por eso le van a dar una oportunidad —siga durmiendo de ese lado—
— El Gurú

Bueno unas líneas más y después me arreglo con la factura —estoy practicando por el IVA— mi propuesta es la siguiente: preguntese de donde salen los puestos generados y si ve que es el círculo vicioso que alimenta el distanciamiento de habilidades entonces investigue esas habilidades, lea, lea y lea en temas que nadie más conoce y que si solo usted los maneja será sumamente apetecible como talento en el mercado. Y si, le duela a quien le duela, podrá tener infinidad de títulos pero si cree que por eso le van a dar una oportunidad —siga durmiendo de ese lado— hay infinidad de personas que la pulsean todos los días y solo enemistan una puerta para demostrar de lo que están hechos.

Me voy y Ahí se los dejo…

El Gurú del Empleo

Bernal FonsecaComment