Cercanos

Noticias

Valor. Legado. Criterio

Empresas requieren políticas internas en protección de datos

  • El conocimiento de conceptos generales en la población laboral asegura la correcta gestión de parte de la compañía.

San José, Costa Rica. Desde el 5 de setiembre del 2011 fue publicada la Ley Nº8.968 Ley de Protección de la Personas frente al tratamiento de sus datos personales, la cual, tiene como propósito devolverle a las personas el poder y control sobre sus datos, dónde se encuentran, cómo se utilizan y la gestión de éstos.

La cantidad de información que cada persona genera diariamente hace que las instituciones que manipulan esta “data” requieran conocer el ámbito de aplicación de la misma y así, cada base de datos institucional cuente con un proceso depurado que le garantice al ciudadano y la empresa la administración correcta. Para ello, la capacitación constante se vuelve esencial y en éstas se debe incluir desde las personas en recepción hasta los departamentos de recursos humanos.

photo-1498930440232-de7252f0cf28.jpeg

En Costa Rica, el tema ha ido creciendo poco a poco, pero genera un reto importante a nivel cultural y educativo al mercado laboral. Por ejemplo, un proceso de reclutamiento o el ingreso a las oficinas de una compañía, ¿se ha preguntado qué sucede con esa información? además, como compañía y ciudadano; ¿sabía que Prodhab es el ente adscrito al Ministerio de Justicia y Paz que vela por la gestión de procesos de este tipo?

“La empresa debe de conocer aspectos elementales como saber que la ley y su respectivo reglamento les aplica, que un tema es el registro de una base de datos y otro el cumplimiento de los principios y que se deben establecer procesos internos para establecer políticas del manejo de datos que se comuniquen a sus colaboradores; la no sustracción o comercializan de su información por ejemplo” mencionó Gabriela Alfaro, Asociada de Nassar Abogados.

Hay conceptos claves que se deben conocer para ir entendiendo la materia, crear cultura y que la ley establece:

  1. Base de datos: cualquier archivo, fichero, registro u otro conjunto estructurado de datos personales, que sean objeto de tratamiento o procesamiento, automatizado o manuales, cualquiera que sea la modalidad de su elaboración, organización o acceso.

  2. Datos personales: cualquier dato relativo a una persona física identificada o identificable.

  3. Consentimiento informado: es el proceso donde se indica a la persona el destino, la existencia y tratamiento que se dará a los datos personales, inclusive, cada recopilador de su información debe tener el consentimiento expreso, sea físico o electrónico.

“Uno de los retos centrales dentro de las compañías para los próximos tiempos, es la vinculación de la inteligencia artificial con esta ley y cómo ambos elementos se pueden complementar”; agregó Alfaro. Para más información de cómo gestionar sus procesos de datos cómo compañía puede contactar a Nassar Abogados a su teléfono 2257-2929 o bien en su página web www.nassarabogados.com

Redacción || Cercanos

Bernal FonsecaComment