Cercanos

Noticias

Valor. Legado. Criterio

Entrevista con Vanessa Gibson: "Costa Rica, tierra fértil para invertir en talento"

  • Vanessa Gibson es Gerente de Clima de Inversión para CINDE y parte de los quipos que gestionan la atracción e ingreso de nuevas compañías al país.

Durante más de 37 años CINDE ha atraído a Costa Rica más de 300 empresas multinacionales que emplean de forma directa a más 80.000 personas, convirtiendo al país en referente para la inversión extranjera directa en las Américas. Sin embargo, la forma de promover al país como una tierra fértil para invertir dependen hoy en día de cómo podamos enfrentar los retos que plantean los avances tecnológicos y capacidades del talento.

¿En el país tenemos las habilidades que se requieren para seguir atrayendo la operación de empresas?

Sí, tenemos las capacidades de seguir atrayendo la inversión que hasta la fecha hemos logrado atraer; pero cuando vemos lo que ha sucedido a nivel global también estamos a las puertas de una transformación de las mismas empresas y de sus rendimientos, entonces uno de los grandes retos que vamos a tener, no solo en Costa Rica, sino a nivel global, es ¿qué tan rápido vamos a tener la capacidad de transformar al talento?, y no solamente al que viene del sistema educativo sino al que ya está en las operaciones, porque la transformación digital está transformando la manera en que las empresas hacen sus negocios, la manera en cómo ellos se relacionan con sus clientes, la valorización de los clientes hacia las marcas y con ello las habilidades que ellos están requiriendo son totalmente distintas.

Tenemos la suerte de ser un país que sigue recibiendo inversiones de flujo directa, seguimos generando empleo, pero inclusive ya se comienzan a ver nuevos formatos de empresas y de perfiles que no son los tradicionales que conocemos.

El mundo del trabajo se convirtió en la plataforma del trabajo; ya no es la empresa que viene y se instala, sino que donde quiera que usted esté puede trabajar.
— Vanessa Gibson, CINDE

¿Qué se le dice a una empresa en el exterior cuando se le va ofrecer Costa Rica como tierra para invertir?

La propuesta de valor de Costa Rica contiene seis elementos, el primero es que hay un récord de experiencia ya adquirida y eso hace que compitamos con mucho otros países, esto se traduce en que ya hay muchas empresas que han probado el concepto de Costa Rica. No somos un experimento al aire, hemos traído empresas de distinta naturaleza y de distintos sectores que han probado ser exitosos. El segundo, y en el cual se fundamenta nuestra propuesta de valor, es la calidad del talento humano, y ahí se abre la discusión de que no solamente tenemos los índices más altos a nivel de la región y el mundo, la calidad del sistema educativo, el nivel de inserción de la población en los sistemas, ser de los países que destinan mayor parte del producto interno bruto a educación y salud, sino que las empresas que ya han vivido el modelo resaltan la capacidad de adaptación y aprendizaje; eso nos hace un recurso escaso y limitado que hace que tanto a nivel de empresa que ingresa como el tipo de talento que se proyecta sea muy selectivo. A esto se suma, la ubicación geográfica, el uso horario, la infraestructura adecuada y la estabilidad política.

MPH_9849.jpg

¿Cómo manejan entonces los primeros pasos de adaptación de la empresa con el talento costarricense?

Hay que tomar en cuenta que cuando las empresas llegan, tienen una primer necesidad y nos toca atenderla, pero también, debemos llevar a la empresa a ir más allá y generar más necesidades particularmente en recurso humano, por lo que siempre se les dice, no se preocupen, sabemos reinventarnos, somos rápidos en aprender, pueden darnos el reto que nosotros vamos a poder lograrlo. A partir de entonces empiezan a requerir más y más recurso humano; que se vuelve escaso por las olas de nuevas tecnologías, lo que nos obliga a ver la forma de acelerar los procesos de aprendizaje y transformación del talento.

¿Cómo impacta la adaptación y transformación los métodos educativos tradicionales?

Hay una tendencia dirigida a que las empresas ya no reclutan por el título, sino por competencias, certificaciones y otras donde se prueba que la persona tiene el conocimiento, tan es así que el principal competidor del sector educativo es el sector productivo, donde la capacitación interna hace que la contratación no sea por ser egresado de una determinada universidad, sino, por haber llevado un determinado curso dentro de la plataforma educativa de una empresa, por lo tanto el mundo del trabajo se convirtió en la plataforma del trabajo, ya no es la empresa que viene y se instala sino que donde quiera que usted esté puede trabajar.

¿El fenómeno de que la empresa se salte a la universidad y vaya directo a los nichos de talento no es contraproducente al sector productivo; al ser formado por la empresa?

Ese concepto se denomina, “education as a platform”, usted se monta en la plataforma de trabajo consciente de que tiene que estar totalmente conectado a la plataforma educativa, por lo tanto el concepto de educación continua, hoy en día, es más que cierto; terminaremos de estudiar el día que nos retiremos o muramos. No hay manera de que un individuo hoy que quiera tener una oportunidad laboral, considere que por haberse graduado de una universidad o tener 20 años de experiencia en su trabajo ya tiene abierta la oportunidad, las necesidades de una empresa varían en 5 meses y las habilidades junto con ellas, por ejemplo.

Hemos dejado de lado el análisis de la perspectiva por solucionar el día a día.
— Vanessa Gibson, CINDE

¿Cuál sería un “Top 3” de habilidades que la empresas vienen buscando entonces en el talento?

No hay “Top 3”, porque hay tanta diversidad de funciones que están desarrollando las empresas que uno no podría decirles, váyanse todos por esa línea; es una combinación, híbridos; es donde nosotros nos convertimos en un producto de la plataforma global de empleo y dependemos de las oportunidades de abrirnos un nicho para cotizarnos. Estamos frente al cambio fundamental del paradigma del empleo, pero también de un proceso en el que nos adueñamos del conocimiento. Lo que si es cierto, es que el concepto de que el mundo se convirtió en “clientecéntrico” o “individuocéntrico”, aplica también para nuestras decisiones de empleo, formación y adónde quiero ir a trabajar. Las nuevas generaciones ya tienen eso en su ADN y el reto de las empresas será atraer y sostener ese talento, porque su deseo es quedarse en su plataforma.

¿Por dónde debe dirigirse el sector empresarial, que ve cómo ingresan nuevas tendencias de negocios, para hacer sostenible su operación?

En el área en el que más se está entrenado y que más le preocupa a un CEO global es la administración del talento, y no es por casualidad, es porque de allí se deriva la capacidad de dirigir una empresa que genera valor, no solamente hay que ir a los métodos productivos, sino a conocer mejor su filosofía y modelo de trabajo corporativo para ponerla a disposición de las características de la población laboral. Se dice que la función de Recursos Humanos, es de las que se automatizará más rápido, pero el hecho de tener la psicología clara para motivar a la gente a ser parte de una organización es la que está siendo más sofisticada.

¿Cuál es el principal reto hacia el futuro en el país?

Que no nos hemos dado cuenta en qué momento del tiempo estamos, el “tsunami” está a punto de lavar y no nos hemos dado cuenta de los cambios que realmente nos están transformando.

Hay dos mundos, las generaciones conectadas pero sin curadores que los ayuden a interpretar bien su contexto y las poblaciones que ya poseen experiencia de cómo crear este sentimiento de urgencia, de entender el contexto y trabajar hacia el desarrollo de las mejores condiciones. Hemos dejado de lado el análisis de la perspectiva por solucionar el día a día.

Agradecimiento a CINDE por la gestión para realizar esta entrevista || Cercanos

Bernal FonsecaComment