Cercanos

Noticias

Valor. Legado. Criterio

La agricultura automatizada será la tecnología emergente del año 2020

La inteligencia artificial (IA) ha tenido un impacto bastante significativo en la sociedad, logrando cambios en la forma en la que trabajamos, vivimos e interactuamos. Esta tecnología actúa de manera cada vez más autónoma y más amplia en su uso, logrando que se convierta en la tecnología emergente en industrias como la agricultura, donde se estima que esta tiene el potencial de cambiar los métodos de agricultura masiva del siglo XX, así lo mostró la firma PricewaterhouseCoopers en el estudio “Cuarta Revolución Industrial: Aprovechando la Inteligencia Artificial para el Planeta Tierra”.

photo-1535379453347-1ffd615e2e08.jpeg

Se espera que, en la industria de la agricultura, la IA aumente la eficiencia de los recursos de la industria agrícola, reduzca el uso de agua, fertilizantes y pesticidas, que estén causando daños en ríos, océanos, ecosistemas importantes, todo esto a través de la agricultura de precisión. Además, el estudio revela que, dentro de esa línea de tiempo las plataformas de data y analítica de respuestas ante un desastre también serán apoyadas por la IA; podrán analizar simulaciones de diferentes eventos meteorológicos y desastres en una región para buscar vulnerabilidades e identificar los planes de resistencia con más solidez ante un evento.

“Las ventajas que se obtienen de la manipulación de datos pueden ser enormes. Con la correcta gobernabilidad de la información, es posible gestionar de manera inteligente la toma de decisiones y generar valor en diferentes ámbitos e industrias” recalcó Nicolás Suarez, consultor de Digital & Amp; Analytics. La optimización de la gestión de los recursos híbridos también será beneficiada por la tecnología, estos podrán producir grandes volúmenes de datos que pueden ser demandados para predecir los flujos de agua, detectar inconsistencias y controlar fugas. Los recursos hídricos podrían incluso comercializarse a través de blockchain.

La convergencia de esta tecnología ha permitido que muchos ejecutivos corporativos perciban su valor potencial y año con año inviertan en herramientas que les permita optimizar datos. En el año 2016 los ingresos anuales de sistemas habilitados por IA fue de $1.4 millones, mientras que para el año 2025 se espera un ingreso de $59.8 millones.

Entre el año 2030 y 2040, el estudio apunta a un futuro de IA en Deep Learning reforzado para descubrimientos científicos conducidos, supercomputadores amplificados para hogares, computadoras cuánticas para potenciar los avances en geología y materiales y en sistemas de transporte automatizados y conectados en ciudades importantes.

Para mayor información puede obtener el estudio completo AQUÍ

Bernal FonsecaComment